martes, 24 de agosto de 2010

Del tulipanazo al Knorrazo

Quería haber hecho un post sobre lo estupendo que es el mes de agosto con tan poca gente, tiempo para leer todo lo que vamos retrasando... pero me ha llegado una historia que supone el mejor manual de lo que NO hay que hacer en la comunicación 2.0

Tras el "tulipanazo" que tuvo repercusión en muchos medios del sector ahora nos llega el "Knorrazo" con la actuación estelar de una agencia de marketing boca a boca, Treemkt.

Os pongo en antecedentes, blog personal de un cocinero que además de trabajar en distintos medios on line es community manager y al que le llega un correo de un "supuesto" usuario de su blog contándole lo estupendo que es un concurso que ha organizado la marca Knorr.

Primer error, en comunicación SIEMPRE hay que identificarse, si se trabaja para una empresa es algo tan sencillo como "Querido XXX, mi nombre es XXX y trabajo en comunicación de XXXX". Amigos, los bloggers son gente pensante, les da hasta para hacer un blog, no les digo más.

El cocinero, por aquello de que en agosto la cosa está muy tranquila, se mete en la web y cuál es su sorpresa cuando encuentra una receta suya a la que le han añadido un "cacito" pero, lo más increible de todo, es que va acompañada de SUS fotos a las que les han quitado la marca de agua.

Segundo error, señores, que lo Tulipán fue hace unos meses ¿no se aprende de los errores ajenos también? Uno no utiliza el trabajo de los demás y, en el caso de hacerlo, ¿no se hace referencia al autor?¿no se le pide permiso?.

Nuestro blogger se ajusta su gorro de cocinero, afila su mejor cuchillo e intenta ponerse en contacto con la citada agencia, con la página web... y descubre que la respuesta que le dan es que el post desaparece de la web sin más.

Como buen cocinillas la paciencia es una de sus mejores virtudes pero sigue sin recibir respuesta y utiliza su propio blog para que sus usuarios y colegas conozcan la situación. A partir de ahí empiezan a surgir una serie de comentarios de un "supuesto" usuario objetivo y ajeno al tema que defiende a la agencia.

Tercer error, en internet queda TODO registrado y cuál es la sorpresa cuando el usuario a través de facebook queda demostrada su relación de amistad o profesional con la agencia de marras.

Cuando todo parecía que había terminado cuarto y último error, aparece un comentario de Treemkt asegurando que esa persona no tiene relación con ellos y disculpándose... tarde, muy tarde... y, por supuesto, el comentario no lleva ninguna firma y en ningún momento han intentado ponerse en contacto con el chef.

En resumen, en esto del 2.0 no todo el mundo es válido, no todo vale y siempre es mejor reconocer errores que manchar la imagen de un cliente.

Aprovecho para recomendaros la lectura del blog de El Monstruo de las galletas, gran cocinero y amigo y dejaros el enlace a su post donde lo explica http://www.elmonstruodelasgalletas.com/2010/08/12/primero-te-copio-y-luego-lo-borro-o-como-no-hacer-marketing-on-line/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada