viernes, 16 de julio de 2010

El mito del Community Manager

Hace unos cuantos años el mundo de la comunicación tradicional empezó a sufrir un cambio con la entrada en el juego de los "bloggers", esos seres misteriosos que hablaban de lo que querían y como querían sin tener en cuenta a las marcas o las notas de prensa que les llegaban.

Las agencias se pusieron manos a la obra para lograr que nuestros clientes les interesaran invitándoles a eventos, aprendiendo cómo hablar con ellos... y una vez que, más o menos, muchas de ellas lo consiguen, con esas excepciones que todos conocemos, llegan las redes sociales y se vuelve a liar todo de nuevo. Ahora son los consumidores finales los que se convierten en la voz y utilizan todas sus armas para que se les oiga.

Para hacer frente a este nuevo canal de comunicación surge la figura del Community Manager y el sector se vuelve loco, ya parece que la comunicación tradicional o con bloggers pierde interés, las ofertas son de búsqueda de CM, todo el mundo se considera especialista y gurú en el tema y oyes frases tan interesantes como que "de las redes sociales que se encargue el becario o mi sobrino que tiene tuenti y facebook y está muy puesto en estas cosas".

Ahora mismo la especialización en CM es bastante limitada, se van formando asociaciones que dan formación, gracias a twitter y el espíritu de compartir existe documentación muy interesante (aunque otra no tanto) y poco a poco nos vamos empapando de esta nueva herramienta de comunicación.

Desde mi punto de vista, las redes sociales son una pata más de la comunicación que tiene que ir perfectamente engranada con el resto de mensajes que facilite la compañía ya sea para una revista, un medio online, un blogger o un usuario final. ¡Seamos coherentes! siempre he pensando que en nuestro mundo hay un porcentaje de conocimiento y otro, muy grande, de sentido común que a veces parece que no se está aplicando. Sea quien sea la persona que se encargue de la comunicación en redes sociales debe ser sensato, tener los mensajes claros, atender las necesidades del que tiene al otro lado pero sin miedo, siempre va a haber alguien al que no le guste nuestra empresa o nuestro producto pero no es el fin del mundo, es la diversidad de opinión así que señores, veamos las redes sociales como lo que son y no dejemos de lado el resto de nuestros públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada