viernes, 22 de octubre de 2010

Una sonrisa por favor, 1er Congreso Internacional de la Felicidad

Aprovecho que el insomnio se ha apoderado de mí para retomar el blog y hablar de unas jornadas muy interesantes que tuvieron lugar en Madrid esta semana, el 1er Congreso Internacional de la Felicidad organizado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad. En este mundillo nos pasamos el día acudiendo a conferencias, viendo encuentros por streaming, devorando documentos, posts... para formarnos y mejorar como profesionales pero poco nos acordamos de la formación personal.

El 1er Congreso Internacional de la Felicidad ha sido una experiencia estupenda para ponerse manos a la obra con el desarrollo personal y que nos recuerden muchas cosas necesarias que con las prisas del día a día y el ruido mental que tenemos encima olvidamos.

Personas tan interesantes como Eduardo Punset, maestro de ceremonias del Congreso, Gustavo Zerbino, uno de los supervivientes del accidente de los Andes, el doctor Valentín Fuster, el ex ministro Manuel Pimentel, el Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz, la deportista Edurne Pasaban o Lotfi El-Ghandouri, escritor y sorprendente conferenciante desgranaron lo que para ellos es la felicidad y cuáles son las claves para lograrlo.

A pesar de los distintos ángulos y experiencias que ofrecieron, a lo largo de los dos días, se fueron repitiendo aspectos claves que se pueden resumir con el decálogo de Manuel Pimentel para lograr una "vida buena" y que hace la similitud de la vida con un camino.

- El ser humano ha de tener sueños y metas.
- Las metas han de ser flexibles, deben estimular pero no aplastar.
- A meta alcanzada se deben buscar nuevas metas.
- Apóyate en el bastón de tu talento. Todos tenemos un talento, debemos descubrirlo y explotarlo.
- Cada capítulo de la vida integra un libro, los malos momentos se compensan con los buenos, se debe aprender a integrar el dolor cotidiano en la vida global.
- La felicidad hay que vivirla cada día del camino.
- Hay que conocerse a uno mismo pero no el personaje que nos creamos sino la persona real.
- Se el protagonista de tu camino.
- Comparte camino, disfruta con los demás, se solidario.

En resumen para mí este Congreso me ha recordado cosas como la importancia de pararse a pensar y reflexionar, saber reirse de uno mismo, no olvidarse de las metas, caer y volver a levantar, comprender el fracaso y buscar el mejorar y, por último, que la salud y la felicidad van de la mano así que más sonreir a los demás y hacer ejercicio para una vida plena.
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada